Crónica: Trentemøller en Madrid (Palacio de Vistalegre, 2017)

Crónica: Trentemøller en Madrid (Palacio de Vistalegre, 2017)

Desde hacía semanas sabíamos que el show de Trentemøller en Madrid iba a ser especial y arrollador. A mediados de diciembre ya nos prevenían de la magnitud y ansias del encuentro tras agotar todas las entradas en el Teatro Barceló.

Un músico grande necesitaba, al menos, un espacio tan amplio como la sala Arena del Palacio de Vistalegre para dar cabida a la grandilocuencia de su nuevo trabajo, ‘Fixion’, y colgar también el cartel de Sold Out, una proeza que también ha conseguido con su cita en Barcelona justo un día después de verlo en la capital. Un doble sol out en España que consagra la música electrónica, incluida la más atípica y caprichosa a nuestros oídos.

Acompañado por cinco músicos, el danés presentó su material en un directo protagonizado por la electrónica, el rock…. calor y mucho humo. Europa está acogiendo la genialidad y diversión de su tour musical por todo lo alto. Y lo que le queda. Hasta mediados de marzo estará paseándose por el norte y cruzará el charco el 10 de marzo.

Cargado de sintetizadores, guitarras, batería, bajo y la voz predominante de Marie Fisker en buena parte del show, la banda se mostró muy agradecida tras el concierto, que duró casi dos horas. El setlist se componía de los temas de Fixion. Pero no pasó por alto su pasado musical con temas como ‘Moan’ o su remix de ‘What Else Is There’, autoría del dúo noruego Röyksopp.

Recientemente, Anders Trentemøller declaró en una entrevista que pasaba de las modas. Mientras que muchas bandas se decantan por dotar de tintes más dance sus temas, éste no duda en ser un ‘outsider’ y largarse de la pista de baile. Sigue reventando sus directos con unos recitales que combinan su pasado más chill con su presente más serio y melódico.

Eso sí, durante los casi 120 minutos que duró la velada, no descansó sobre el escenario mientras recibía esos chutes luminosos y demás efectos que bien le cargaron de energía. El carácter postpunk y claustrofóbico es el camino que decidió seguir hace un tiempo, unido a la sustitución de los sintes por riffs de guitarras.

Ya en ‘Lost’ (2013) se hizo con las poderosas vocales de Jehny Beth, la cantante de Savages, y Marie Fisker, a quien pudimos ver en Madrid y con la que creó esa perfección y eclecticismo musical sobre el escenario. Con una descarga máxima de su excelencia electrónica, los beats se conjugaron a la perfección con el formato de banda.

Comenzaron con el techno más sofisticado, y la banda fichada por Trentemøller transitó entre 16 pistas que bien se encargaron de hacernos sentir (y escuchar) de todo. Con ‘November’ o ‘My Conviction’ nos traían una faceta para, poco a poco, cambiar de registro y ponernos patas arriba con temas como ‘Circuits’, lo cual hizo que se fulminara la tranquilidad que nos habían traído canciones como aquel ‘Miss you’, incluido en su categórico álbum debut. Por último, ‘Take me into your skin’ firmó una noche que se peleaba entre la calma y el énfasis. Un espectáculo que recogió un ardiente circuito de temas ya para el recuerdo.

Nos rendimos ante la grandeza de Trentemøller en Madrid


Anuncios

Síguenos en las redes sociales


Seguir a @beatMashmag

Déjanos tu comentario


Hoy destacamos

Nina Kraviz, Kaytranada y Dixon encabezan el cartel de The Peacock Society 2017

Nina Kraviz, Kaytranada y Dixon encabezan el cartel de The Peacock Society 2017

The Peacock Society 2017, uno de los festivales más importantes de París, ha dado a conocer el lineup de su nueva edición que tendrá lugar los días 7 …

Sónar+D 2017 trae lo último en Inteligencia Artificial y Realidad Virtual

Sónar+D 2017 trae lo último en Inteligencia Artificial y Realidad Virtual

Sónar+D se ha consolidado como el congreso de Cultura Digital y Tecnologías Creativas más importante de Europa, este año celebrará su quinta edición del 14 al 17 de …

Cristian Varela celebra sus 25 años de carrera con un documental

Cristian Varela celebra sus 25 años de carrera con un documental

El dj y productor madrileño Cristian Varela celebra sus 25 años dedicados a la música con un documental que repasa su trayectoria.