La música electrónica pierde 100 millones de libras

La música electrónica pierde 100 millones de libras

association-for-electronic-musicSegún el informe publicado por la Association For Electronic Music la música electrónica pierde 100 millones de libras al año en concepto de derechos de autor.

Tal y como explican dicho informe esto se debe a que las sociedades de gestión no recopilan datos de las canciones que se pinchan en mayoría de los clubs alrededor del mundo como ocurre en otras plataformas donde se puede escuchar música como la radio o televisión, este problema lo quieren reducir con la llegada de Kuvo de Pioneer, un sistema que como os contamos la semana pasada recopila a tiempo real las canciones que se pinchan en los clubs y que ya se ha puesto en marcha en algunos de ellos.

También hacen hincapié que muchos de los DJs no están dados de alta ni registran sus canciones, además de que la mayoría de estos DJs se descargan ilegalmente las temas por lo que los autores de las mismas no ganan todo lo que deberían por royalties.

Desde Association For Electronic Music piden una profesionalización a todos los niveles en la música electrónica para poder así hacer una industria mucho más fuerte y saludable.


Anuncios

Síguenos en las redes sociales


Seguir a @beatMashmag

Déjanos tu comentario


Hoy destacamos

Review: The Bloody Beetroots – The Great Electronic Swindle

Review: The Bloody Beetroots – The Great Electronic Swindle

Sir Bob Cornelius Rifo regresa como The Bloody Beetroots con su nuevo disco “The Great Electronic Swindle”. En los últimos años el artista italiano ha estado sumergido en …

Documental “Why We DJ – Slaves To The Rhythm”

Documental “Why We DJ – Slaves To The Rhythm”

Siguen llegando documentales sobre la escena electrónica, y en esta ocasión centrado en la figura del DJ títulado “Why We DJ – Slaves To The Rhythm”.

Nuevo disco de Nightcrawler “Beware Of The Humans”

Nuevo disco de Nightcrawler “Beware Of The Humans”

Nightcrawler tiene nuevo disco! El artista catalán acaba de lanzar “Beware Of The Humans” a través del sello austriaco