Muse vuelve a conquistar Madrid

Muse vuelve a conquistar Madrid

Ya sabemos cómo se las gasta Muse. Desde hace años nos vienen sorprendiendo con espectáculos visuales, pero, probablemente, ‘Drones World Tour’ sea la gira más colosal (y aparatosa) de los ingleses: un escenario 360 grados con una pasarela a cada lado, balones que orbitaban sobre las cabezas del público a modo de drones, unos potentes visuales, rampas por donde aparecían y desaparecían y… confeti.

El jueves, 5 de mayo, comenzaban su doblete en el Barclaycard Center de la capital , una cita más que esperada desde que se agotaran las 32.000 entradas en poco más de una hora el ya pasado mes de septiembre. Nosotros estuvimos en la primera velada dejándonos la garganta con sus himnos y guardándonos la grandiosidad del directo de ‘Drones’ en la retina.

El vuelo arrancaba con ‘Drones’, que marcaba el comienzo de un setlist de 21 temas, o lo que es lo mismo, 1 hora y 55 minutos de delirio. Sí, el nuevo disco continúa con el concepto conspiranoico que tanto les gusta , y la puesta en escena fue a confirmarlo con proyecciones de reflexiones, críticas a la sociedad y otros cataclismos.

Con ‘Psycho’, también de su más reciente trabajo, los asistentes comenzaban a descolocarse el cuello con el fervor guitarrero y a sacar sus móviles para tener la prueba irrefutable de lo que estaban experimentando. El trío formado por Matt Bellamy (voz, guitarra y piano), Christopher Wolstenholme (bajo) y Dominic Howard (batería) nos hizo bailar y desgañitarnos, pero también flipar con sus bien estudiados manejos visuales.

En ‘The Handler’ se encargaron de dejar constancia de ello con unas manos en 3D que manipulaban cual marionetas a Bellamy y Wolstenhome. La deshumanización de la sociedad vuelve a estar presente, pero tras tantas calamidades, al fin nos dieron un respiro con la bailonga ‘Madness’, la única que, junto con Isolated System, nos refrescaron aquel ‘The Second Law’ (2012).

No faltaron temas infalibles como los pretéritos ‘Supermassive Black Hole’, ‘Plug in Baby’, ‘Histeria’, ‘Uprising’ o la hiper coreada ‘Time is running out’, temas en los que las manos (y los móviles) abrazaban el cielo constantemente. Con las vocales de Matt totalmente entregadas, los bajos bien marcados de Chris y la bien armada percusión de Dom que presidía el escenario, dieron paso a los últimos temas con ‘Take a Bow’ y ‘Mercy’.

Como era de esperar, continuaron su particular guerra con ‘Knights of Cydonia’, precedida de la ya recurrente intro de Morricone. La armónica ya nos avistaba del final de la noche, una noche virtuosa, llena de clásicos, misticismo y solemnidad. “Killed by the drones”, se proyectaba en las pantallas. El drama y la grandiosidad estuvieron muy bien servidos una vez más en la capital, mientras esperamos con ganas su nueva cita en España en el FIB Benicàssim.


Anuncios

Síguenos en las redes sociales


Seguir a @beatMashmag

Déjanos tu comentario


Hoy destacamos

Review: Kölsch – 1989

Review: Kölsch – 1989

Köslch presenta el capítulo final de su trilogía autobiográfica, si en “1977” marcaba la fecha de su nacimiento y nos hacía un recorrido sobre su niñez

ZHU y NERO estrenan su bizarro vídeo para “Dreams”

ZHU y NERO estrenan su bizarro vídeo para “Dreams”

ZHU y NERO nos desvelan las visuales de “Dreams”, su canción en conjunto incluida en el EP

Nueva producción de SebastiAn para Charlotte Gainsbourg

Nueva producción de SebastiAn para Charlotte Gainsbourg

Como ya os anticipamos con la canción co-producida junto a Guy-Manuel de Daft Punk, el nuevo disco de Charlotte Gainsbourg “Rest” estará producido por SebastiAn.
“Deadly Valentine” es el …