A Summer Story 2018 se consolida con más de 80.000 asistentes

A Summer Story se ha confirmado como una de las ofertas festivaleras de música electrónica de baile más sólidas de la escena nacional, el festival madrileño ha finalizado su cuarta edición congregando a más de 80.000 asistentes entre los días 22 y 23 de junio.

La Ciudad del Rock en Arganda ha sido el recinto que ha visto desarrollar la trayectoria del festival que este año ha mejorado algunos aspectos de distribución y oferta adicional.

La organización del festival amplió 7.500 metros cuadrados el recinto del festival con el fin de acoger la que ha sido su eidición más multitudinaria, esta ampliación ha dado lugar a algunos cambios y mejoras.

Diferentes actividades paralelas a las sesiones que se han vivido en el festival, han sido lugar de peregrinaje de los asistentes de A Summer Story, desde la tirolina que te llevaba a una ‘piscina’ de globos, luces y música patrocinada por Burn, a esa experiencia de Ron Barceló con ese pasillo-club, así como los ya habituales puestos de maquillaje y las zonas de relax.

También ha sido un gran acierto trasladar la zona de comida, además de las numerosas mesas, esta nueva ubicación, más alejada del escenario principal, ha permitido tener más liberado el entorno del Main Stage.

A Summer Story 2018 ha querido rendir homenaje a Avicii, con una estructura repleta de monolitos con LEDs y cuatro grandes pantallas en forma de cuadrado en la que se proyectaban imágenes del artista sueco, y mensajes de sus seguidores utilizando el hasta #MemorialAvicii.

Un bonito detalle con el artista sueco. Justo enfrente del Memorial a Avicii, dos jóvenes, Alfredo y Raúl, hacían su particular homenaje al artista de trap XXXTentation, asesinado unos días antes del festival, colocando una foto suya en un árbol junto a una vela.

Sin duda, este también ha sido el A Summer Story más emotivo. La fiesta y el buen rollo ha sido la tónica del festival, en el que disfrutamos como locos con el OCD Live de Vitalic en la primera jornada.

Vitalic saltó al su stage con algo de retraso, pero con una frenética propuesta que pronto empezó a aglutinar a más gente de la que en un inicio se había personado en las inmediaciones de su actuación.

El francés repaso sus canciones más conocidas, en una explosión musical y visual con la que se desmarcó en esta nueva edición del festival, pero no fue el único llenazo del Main Stage ese día.

Amelie Lens y The Martinez Brothers fueron otros de los shows destacados del viernes, la artista belga puso a todos los amantes del techno a sus pies y los hermanos del Bronx mostraron al público esas mezclas únicas y los mantuvo en vilo durante su set. Un exclusivo b2b entre Joris Voorn y Kölsch cerró una primera jornada para el recuerdo.

El hard estuvo muy presente en todo el festival, convirtiéndose en uno de los géneros preferidos por los más jóvenes, que también disfutaron de la bass music que ofrecieron el viernes Subshock y Evangelos, la energía desbordante de Les Castizos o la clase que demostraron Delaporte.

Dimitri Vangelis & Wyman se han convertido en unos clásicos del festival y una vez más no defraudaron a sus seguidores, el trance también fue otro de los pilares de esta edición, que tuvo su momento cubre cuando Armin Van Buuren hizo su aparición en el escenario principal de A Summer Story 2018.

En el escenario Budweiser Town se citaron la noche del sábado los pesos pesados de la escena techno. Gonçalo y Raúl Pacheco, fueron subiendo la temperatura antes del nuevo recital de Recondite, solo superado por el único e inigualable Stepahn Bodzin, que una vez estuvo en estado de gracia con su particular live de techno y soltando su inagotable colección de gestos, quizá la actuación en la que más disfrutamos del festival junto a la de Vitalic.

Pole Group estuvo presente con su creador a la cabeza, Oscar Mulero saco su lado más oscuro del techno, y Reeko compartió cabina con Lewis Fautzi, llevando a cabo otro de los grandes b2b de la noche. Rebekah fue la encargada de cerrar este escenario la segunda jornada.

Axwel & Ingrosso fueron de los djs más venerados en el festival junto al ya citado Armin Van Buuren, entre el público muchas camisetas y recuerdos a Swedish House Mafia, en más de una ocasión pudimos escuchar lo de “que traigan el año que viene a SWH”. Llenazo absoluto de un Main Stage que también hizo temblar Dimitri Vegas & Like Mike.

DJ Nano es el clásico por excelencia del festival, primero el viernes con una sesión en el Burn Village y con su nuevo disco “Corazón & X” recién publicado, y después el sábado con la programación especial de Oro Viejo, que hizo las delicias de los amantes del dance de los 90, que el propio Nano se encargó de cerrar.

A Summer Story es una realidad que va en aumento cada año y con perspectiva de seguir superándose en su quinto aniversario que tendrá lugar en 2019.


Hoy destacamos

M.I.A. estrena el tráiler de su documental

M.I.A. estrena el tráiler de su documental

El nuevo documental sobre M.I.A. ya está listo. Tras varios años de preparación y a la espera de ser lanzado, finalmente

The Prodigy anuncia su nuevo disco con la canción “Need Some1”

The Prodigy anuncia su nuevo disco con la canción “Need Some1”

Por fin la espera ha terminado, The Prodigy ha compartido el single que se esperaba a finales del año pasado, y que iba a ser preámbulo para su …

Sorteo: 2 Entradas Dobles para Boiler Room Valencia

Sorteo: 2 Entradas Dobles para Boiler Room Valencia

Regalamos entre todos nuestros seguidores 2 entradas dobles para Boiler Room Valencia que tendrá lugar el próximo 26 de julio.