Arctic Monkeys: una sobriedad que desconcierta en Madrid

arctic-monkeys-madridSexies, maduros y sobrios. Esas son las palabras para definir a los Arctic Monkeys actuales, y ellos lo saben, aunque la multitud pareció no encajarlo del todo. El pasado viernes, 15 de noviembre, los británicos ofrecieron en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid un perfecto concierto de rock a pesar de la evidente desgana (o llamémosle indiferencia) que provocó en un público que parecía sentirse como distanciado de la banda, que traía un repertorio más desacelerado, cargado de baladas y sonidos más melódicos pero igualmente disfrutables; no podía ser de otra forma teniendo en cuenta ese sonido marcado por el soul y R&B de AM. Sobre el escenario les guardaban las espaldas unas gigantes A y M que se iluminaban constantemente y que daban un toque elegante y engrandecían la atmósfera.

Aún son jóvenes pero la banda actuó como toda una veterana, cargada de seguridad y control, empeñándose en demostrarnos que ya no son aquella banda adolescente que presentaba su debut ‘Whatever people say I am, that’s what I’m not’ (2006). Su líder, Alex Turner, en su papel de seductor durante todo el directo, fue quien consiguió ese efecto porque, a decir verdad, el resto del quinteto parecían estatuas vivientes que poco le asistían en escena. Miradas y poses seductoras, desafiantes. Insisto: sexy, muy sexy. Bien seguro que más de una se hubiera ruborizado si hubiera tenido cara a cara a ese Alex engominado, con tupé a lo Elvis, de negro y enfundado en una elegante americana plateada para la ocasión. Muy caballeroso, el mono del ártico dedicó varias canciones a las chicas: “just for the girls”, decía.

Con un setlist de 21 canciones, rompían el hielo a las 22:10 horas con Do I Wanna Know?, tema con el que empezamos a conocer su más reciente disco, AM. Con otros como Dancing shoes, R U Mine? y Brianstorm el palacio saltaba, y con One for the road se emocionaba. Eso sí, se nota la evolución de los Arctic Monkeys. Acostumbrados a conciertos más frenéticos de la mano de canciones más nerviosas, la banda se ha tranquilizado; sus letras ahora rezan otras cosas, por lo que en escena también se tenía que notar. Siguen siendo los mismos pero ahora lo tienen todo más controlado, como más canalizado, cambio que para algunos, visto lo visto el pasado viernes, ha sido negativo.

Es cierto que actualmente tienen un aire más sobrio que les resta ese desenfreno tan característico. Parece ser que era eso lo que muchos esperaban ver en Madrid, un concierto cargado de adrenalina durante la hora y veinte minutos que duró, pero se encontraron con muchos momentos tranquilos aunque impecables, acordes, en definitiva, al nuevo disco. Hay algo claro: se mire desde la perspectiva que se mire, los de Sheffield nos dieron un concierto profesional y contundente. Obviamente no faltaron picos de más agitación como con Fluorescent adolescent o Why’d you only call me when you’re high?, I wanna be yours y Fireside, ambas de su último disco, son el ejemplo de ese desconcierto; son temas más lentos pero están llenos de matices, o si no Arabella, de lo mejor de AM. Mardy bum fue presentada en una versión semiacústica que no esperaba, acertadísima, con cañones de luces a modo de reflejos bola de cristal -todo muy romántico- que se proyectaban a todos los rincones del palacio, con capacidad, por cierto, para 16.000 personas y que se llenó. Así hasta un repertorio de 21 temas que cerraba con R U Mine?, y que combinaban sobriedad, grandioso rock y madurez, guste o no.

Cuando volvían del encore, a falta de 3 canciones para finalizar el directo, Turner decía: “Eres muy grande Madrid”, y en un par de ocasiones previas daba las gracias en un claro español. Una hora y veinte que dieron para mucho, aunque no entiendo por qué siguen anclados en el formato de hora y cuarto cuando tienen material de sobra para alargarlo, ¿no? Está claro que cada uno tiene sus expectativas y opinión propias respecto a este tipo de espectáculos. A pesar de ello, fue un grandísimo directo pero, en general, faltó mayor entrega del público madrileño, o quizá las características del repertorio no daban para mayor entusiasmo y la procesión va por dentro.

Repetiría, sin duda. Yo, la pose madura, sobria y chulesca (aunque nada forzada) de Alex Turner, me la creí totalmente. Ya son grandes, muy grandes.


Hoy destacamos

Ley DJ lanza “Periscope Pt. 1”

Ley DJ lanza “Periscope Pt. 1”

Ley DJ acaba de publicar su nuevo EP “Periscope Pt. 1” a través de DSK Pop Records, el nuevo sello discográfico de la agencia Dskonnect.

Ricardo Villalobos tiene listo su nuevo EP “Silent”

Ricardo Villalobos tiene listo su nuevo EP “Silent”

Ricardo Villalobos ha anunciado el lanzamiento de su primer trabajo en solitario de este 218, “Silent”, un EP que se pondrá en circulación a través de Pressure Traxx.

Delorean anuncia su separación

Delorean anuncia su separación

El grupo Delorean nos ha enviado un comunicado en el que anuncia el fin de la banda después de 18 años de actividad, y con un reconocimiento, tanto …