Crónica: FIB 2015

fib-2015El Festival Internacional de Benicàssim recuperó el brillo y color en su 21º edición tras algunos años viéndolo más en blanco y negro, el FIB volvió con las pilas bien cargadas ofreciéndonos cuatro pesos pesados como cabezas de cartel: los sublimes Florence + The Machine, el jueves; los siempre revolucionarios The Prodigy, el viernes; unos Blur imparables, el sábado, y la magia infinita de Portishead, el domingo y al borde de la extenuación tras cuatro días de música casi ininterrumpida pero sueño muy interrumpido.

El FIB se ha reconstruido. Pretende volver a lo que era y van por buen camino. El festival, dirigido a un público mayoritariamente inglés, les volvió a complacer (y a nosotros también) trayendo a las 4 bandas protagonistas de Inglaterra. Y no solo eso. Cabe destacar cómo el festival ha echado mano del rock y la electrónica inglesa gestada hace 20 años con Blur, Portishead y The Prodigy.

El jueves Crystal Fighters comenzaba el calendario de conciertos de las bandas más esperadas del FIB 2015. Prometían una fiesta brutal y así fue. Vistieron el escenario simulando una selva, llena de colores, con su rollo “hippie” y hedonista, donde no faltaron grandes “hits” como ‘Follow’, ‘Love Natural’, ‘LA Calling’ o la mágica ‘At Home’. Si lo que quieres es presenciar una fiesta alocada, llena de baile, este es tu grupo.

El look punk y “ravero” también fue parte de la propuesta de unos Crystal Fighters ya más que populares en España tras el lanzamiento de ‘Cave Rave’ (2012), pero que en muchos momentos sonaban realmente mal. Suponemos que con tal dinámica indomable non stop se les fue de las manos. Lo contrario ocurría con Florence + The Machine. Florence Welch y toda su máquina vinieron para poner el contrapunto a la locura incontenible de los Fighters.

florence-the-machine-fib

Aunque sin desmerecer el concierto de los primeros, Florence + The Machine trajeron la perfección y rigor en directo con las potentes y melodiosas vocales de la joven, quien no dudó en ofrecernos todo un show en el escenario con sus bailes y energía sin igual, fragilidad y potencia a la vez, un binomio que solo ella sabe dirigir con elegancia y equilibrio. Como caída del cielo, nos dio un concierto angelical que cerró con (con cuál sino iba a ser) ‘You’ve Got The Love’, en la que ondeó una bandera arcoiris.

En ‘What a Kind Of Man’ se echó a la primera fila (una de tantas) y cantó a uno de los “fibers” allí presentes prácticamente al oído. Todavía le tienen que estar temblando las piernas. A nosotros también. Un primera jornada que también contó con Clean Bandit, L.A. o Elyella DJs, como siempre, con los máximos temazos indies, capaces de levantar a un muerto y a más de uno del socorrido y cómodo césped. El jueves la propuesta se quedó corta, pero para lo que nos venía encima, no estaba demás un descanso extra.

Con la jornada bien calentita ya del jueves, el viernes tocaban unos rompepistas de pro: The Prodigy. Antes apareció el 50% de Oasis, Noel Gallager y sus High Flying Birds (ojalá vuelvan los hermanos y nos deleiten como hace años en el FIB, por cierto), que repetían en el FIB para presentarnos su segundo material, que irremediablemente sigue alargando la sombra musical del britpop inglés.

No faltó un par de temas de Oasis: ‘Champagne Supernova’ y ‘Don’t Look Back In Anger’, con la que cerró su genial directo. Un sentimiento de nostalgia y alegría al corroborar que el espíritu de los hermanos Gallager sigue presente, pese a quien le pese.

the-prodigy-fib

Y con menos sentimentalismos, los enfurecidos y siempre brutales The Prodigy tomaban el testigo de Noel en el escenario principal. ¡Qué se puede decir de sus conciertos que no se haya dicho ya! El factor común radica en la potencia, y así abrieron su show con ‘Breathe’, poniendo el listón bien alto desde el minuto cero. Tardaron en gastar sus cartuchos, pues el setlist venía cargado de éxitos que incluía ‘Firestarter’ o ‘Smack My Bitch Up’. Pero The Prodigy no solo vive de ellos.

Aunque su último disco pueda parecer en ocasiones más de lo mismo, temas como el reciente ‘Nasty’ demostró que también es un rompepistas en toda regla. De ‘Omen’ a ‘The Day Is My Enemy’; hicieron repaso a grandes temas de su trayectoria, saltando de los años noventa al presente. Acabamos sudando como pollos. Era de esperar. Esa misma noche, Jamie T, Brodinski o Ley DJ también se encargaron de darle forma a este nuevo FIB y reconstruir un festival que, tras dos jornadas, solo te dejaba con ganas de más.

El sábado, la gran expectación era Blur. Los ingleses ya habían pasado por el FIB, pero se celebró como si fuera la primera vez. Antes, y aún de día, Kaiser Chiefs daban el pistoletazo de salida al día más fiestero. Con ellos no hubo fallo. Su setlist solo garantiza diversión y jolgorio, marca de la casa y común a todos sus conciertos. Poco se centraron en su poco exitoso último disco ”Education, Education, Education & War” para dar rienda suelta a sus mejores temas. Con ellos queríamos fiesta y eso vinieron a darnos. Y con creces. ‘Everyday I Love You Less And Less’, ‘Ruby’ o la hiperactiva y enérgica ‘I Predict A Riot’.

Su excéntrico frontman Ricky Wilson sobre el escenario le daba ese puntazo de locura al no parar de recorrerse el escenario y desgañitarse como si se tratase de su último recital. Eso mola y se agradece. Ellos vienen a hacernos bailar y siempre saben cómo conseguirlo. Ya con el escenario bien incendiado, Los Planetas hicieron acto de presencia para invitarnos a viajar por tierras algo más sosegadas y emocionales, con la enécdota del ex futbolista Mendieta a la guitarra y por sorpresa en ‘Un Buen Día’. Con el repertorio que sustentan los de Granada, un concierto de una hora sabe a poco.

blur-fib

Y entonces llegó Blur. Tras la locura de los Kaiser, Los Planetas y Blur fueron las bandas más memorables que hicieron que nos reconciliáramos con el festival. Blur supieron combinar con elegancia los temas del nuevo disco, como la genial ‘Lonesome Street’, con sus gloriosos “hits” que reventaron la pista (estaba prácticamente todo el festival en el escenario principal). Seguramente fue el momento más álgido del FIB.

La escena contaba con más de 10 músicos: coro, percusionista adicional, viento… Si su último disco, ‘The Magic Whip’, es cierto que no cuenta con temas demasiado relevantes, los clásicos hicieron todo para la ocasión: no faltaron (adivinad), ‘Parklife’ (con el apoyo de una fan que seguirá sin creérselo a día de hoy), la mítica ‘Song 2’, la sublime y estirada por los fans ‘Tender’, ‘Girls and Boys’… Temazo tras otro y con un sonido buenísimo, no había pega.

Arrasaron con todo y con todos, baño de masas incluido de Damon Albarn en ‘Thought I Was a Spaceman’… ¡Y qué decir! Un concierto lleno de emociones, novedades que ya teníamos ganar de saborear en directo como ‘Go Out’, que abrió; ‘Ong Ong’, que fue espectacular en directo… y muchos recuerdos. Por cierto, del primer disco solo tocaron ‘There Is No Other Way’. Suficiente. Como todavía nos quedaban algunas balas, seguimos dándolo todo con la electrónica de club de Timo Maas, y, luego, Edu Imbernon. Un velada redonda. Y se nos hizo de día.

Si tres días ya son bastantes, nos atrevimos con el cuarto. Ya sabíamos a lo que veníamos y mereció la pena que llegase el domingo. La última jornada del FIB se centró en el público español en el concierto de Vetusta Morla en el escenario principal, mientras que los extranjeros optaban más por los raperos Public Enemy, habiendo una clara diferenciación de audiencias.

Vetusta Morla agradecía a los “fibers” su presencia y lo hizo comenzando con temas de su último disco, La Deriva, para continuar “in crescendo” con los clásicos más aplaudidos. Ineludibles: “Sálvese quién Pueda”, “Copenhague”… Como llevan haciendo en su gira, nos contaron su particular deriva mientras se asomaba la luna para recibir a Portishead.

portishead-fib

Ya con el ambiente idóneo para la ocasión, antes de media noche y sin opción de conversiones en calabaza, todo iba a salir bien con Portishead. Hace siete años que no sacan nuevo material, pero los de Bristol tienen una fórmula infalible que les hace adictivos. Desde ‘Third (2008), lo último conocido, llevan estructurando cada recital prácticamente de la misma forma, pero la magia que desprenden resulta tan mágica que esa monotonía la convierten en su as bajo la manga. Su vocalista, Beth Gibbons, nos ofreció la despedida que merecía el último día con su grandilocuente puesta en escena y unos visuales que envolvían los temas, muchos, ya clásicos imperdibles: ‘Mysterons’, ‘Sour Times’, ‘Glory Box’, la imponente ‘The Rip’, que te sacaba hasta el corazón y te tambaleaba… y no fue para menos con ‘Roads’ en el bis. No estaba lleno al máximo, pero hay que contar con que era domingo (un duro domingo) y día de regreso a casa.

El concierto también contó con la antibélica ‘Machine Gun’, con imágenes en pantalla de Grecia, Siria o Palestina. No falla. Una vez más, nos “dispararon” con sus bases electrónicas en una unión perfecta con la sollozante e interpretativa voz de Gibbons. Medio escondida tras el micro, entonó en un par de ocasiones un “muchas gracias” tímido y nervioso. Y así se fueron. Tímidos, pero dejando huella.

madeon-fib

Esa misma noche, también actuaban FFS, el grupo de Franz Ferdinand y Sparks, combinando temas de ambos y engrandeciendo el escenario y la fiesta. MØ, The Cribs, A-Trak y un Madeon en estado de gracia, participaron en el cierre de un FIB que se reinventó y renació de sus cenizas. Este último metió caña a la velada y nos dejó un buen sabor de boca para rematar. La confluencia de público en las sesiones electrónicas mejoró respecto a ediciones pasadas, con lo cual es una buena noticia, poniendo el broche de oro. Nos quedamos con un puñado de momentazos que celebrar. El FIB se ha reconstruido y no podríamos tener más expectativas en mente para el año que viene. Es lo que tiene volver con fuerza. Enhorabuena.


Hoy destacamos

Ley DJ lanza “Periscope Pt. 1”

Ley DJ lanza “Periscope Pt. 1”

Ley DJ acaba de publicar su nuevo EP “Periscope Pt. 1” a través de DSK Pop Records, el nuevo sello discográfico de la agencia Dskonnect.

Ricardo Villalobos tiene listo su nuevo EP “Silent”

Ricardo Villalobos tiene listo su nuevo EP “Silent”

Ricardo Villalobos ha anunciado el lanzamiento de su primer trabajo en solitario de este 218, “Silent”, un EP que se pondrá en circulación a través de Pressure Traxx.

Delorean anuncia su separación

Delorean anuncia su separación

El grupo Delorean nos ha enviado un comunicado en el que anuncia el fin de la banda después de 18 años de actividad, y con un reconocimiento, tanto …