Jack White pisa su etapa de transición con Lazaretto

jack-whiteEcléctico. Esa ha sido la definición que Jack White le ha otorgado a Lazaretto, su recién estrenado segundo disco, y no podría estar más de acuerdo.

El ex The White Stripes ya se encargó en su momento junto a Meg White de reinventar el rock and roll y luego éste, de seguir dicho camino dando un gran paso adelante con Blunderbuss, su debut en solitario en 2012. Ahora, comienza su segunda etapa con Lazaretto, mostrándonos que su creatividad sigue muy lúcida. Un tío excéntrico que no quiere cuentas con nadie, cuyo lado más polifacético le ha hecho en esta ocasión tocar nuevos palos. Country, funk rock y, cómo no, blues rock son los ingredientes del nuevo álbum, un álbum que a veces no terminas de creer que venga de la mano de White.

En Entitlement y Temporary Ground, Jack se pega un viaje al sur de los EEUU y nos sorprende con aires country. Me ha convencido y encantado escuchar el sonido de la mandolina, el violín… y cómo los conjuga con su sonido más característico: no se pierde su guitarreo, su teclado, casi siempre presentes o, al menos, cuando tienen que estar.

También destaco Just One Drink y su sonido tabernero. La mayoría de los temas recrean una idea en mi mente muy precisa, donde me imagino regiones rurales, una taberna cualquiera de aquella zona. Lazaretto y Three Woman se mojan de funk y potencia (a veces parece que hasta rapea, también en That Black Bat Licorice), y las guitarras de la instrumental High Ball Stepper crepitan con un soplo setentero. Sus potentes riffs fueron con los que comenzamos a conocer Lazaretto; probablemente el tema más extraño y que más me ha encandilado con esa demencia instrumental y chirridos de guitarra que imita a un grito de histeria. Enorme, a lo Hendrix.

Pero en el nuevo material también hay hueco para la serenidad con Want And Able y I Think I Found The Culprit. Espléndidos. Con Would You Fight For My Love? se le intuye más sombrío; en su letra se puede leer los recuerdos de su ex mujer Karen. O eso parece. Lo dicho: lo que se escucha en este disco es diversidad. “No elijo un estilo para mis discos, escribo lo que me sale y siempre se va transformando”. Una declaración que seguro es razón y explicación de lo que ya tenemos entre manos, porque de sobra conocemos las inquietudes y retos del de Detroit, y sus discos son prueba de ello, donde plasma todas esas ideas, siempre peculiares, extravagantes, misteriosas. Third Man Records, su propio sello, le ha dado esa autenticidad que va en sintonía con su ideario musical.

Una vez más ha sabido armonizar la esencia más antigua de la música con los sonidos más contemporáneos. Ya me estoy planteando cómo será su tercer disco. Aún tiene mucho que decir, muchos palos que tocar, pero siempre, marca White.


Hoy destacamos

Diplo produce la canción del Mundial con Nicky Jam y Will Smith

Diplo produce la canción del Mundial con Nicky Jam y Will Smith

Diplo ha sido el encargado de producir la canción del Mundial de Fútbol de Rusia, y como siempre el artista norteamericano que es capaz de ofrecernos grandes producciones, …

James Blake y Mount Kimbie’s Dom Maker en “Don’t Miss It”

James Blake y Mount Kimbie’s Dom Maker en “Don’t Miss It”

James Blake vuelve a la calma tras su caótica – y maravillosa – “If The Car Beside You Moves Ahead”, lo hace con un nuevo single titulado “Don’t …

​deadmau5 muestra su nueva canción con Rob Swire de Pendulum

​deadmau5 muestra su nueva canción con Rob Swire de Pendulum

deadmau5 y Rob Swire ha vuelto a reunirse en el estudio para grabar juntos una nueva colaboración tras su mítica “Ghost ‘N Stuff”​ en 2009​.