Review: Nicolas Jaar – Sirens

nicolas-jaarEl nuevo disco de Nicolas Jaar “Sirens” es un ensayo artístico sobre la música en su estado más puro, seis canciones han sido suficientes para seducirnos con su hipnótico sonido.

“Sirens” es una película musical, Jaar compone una trama que hurga en la herida emocional provocada por la melancolía que empapa los más de 40 minutos del álbum, en el que todos los temas se entrelazan y cohesionan entre sí.

La música es un sentimiento, y este es sin duda un álbum de sentimientos, un disco para viajar hacia la oscuridad del espacio, perderte y retornar jamás, mientras tu vida pasa por delante de tus ojos, Jaar nos invita a la reflexión, a la de nuestra existencia y la que nos rodea, si quieres divertirte este disco no es una buena opción, pero si no tienes miedo a enfrentarte a tu yo interior, apaga la luz, cierra los ojos y deja que la música de “Sirens” te lleve a los límites de un terreno existencial.

Nicolas Jaar nos pone el corazón en un vaso de cristal desde el comienzo, entre distorsiones y sonidos japoneses se abre camino “Killing Time” que desemboca en un piano oscuro al que se une la voz apaciguada y llena de efectos de Jaar, y unas cripticas letras que ponen en relieve que sin duda estamos ante la obra más completa y personal del artista

Sigue indagando en su propio terreno, jugando con los samples, las voces y distorsiones, punto fuerte del álbum que irrumpe con dureza en “The Governor“ más violenta y desconcertante, es el giro que toda buena película musical necesita y que vuelve a su candidez con “Leaves”, el tema más corto del disco.

Jaar no es indiferente a la situación política/económica actual, y se hace notar en su disco con claras referencias y mensajes sobre la incertidumbre en la que estamos viviendo, profundiza en sus raíces chilenas cantando en español en “No”, un tema intenso y poco esperanzador, “no hay que ver el futuro para saber lo que va a pasar”, canta el chileno-neoyorquino.

“Three Sides Of Nazareth” tiene su propia dimensión dentro del álbum, comienza desatado con un golpeo incesante y Nicolas Jaar conduciendo con su voz la canción para desconectarse durante unos minutos y volver a darnos latigazos, la calma llega de nuevo con su melancólico final en el que las guitarras cobran fuerza y resume en una frase la lección de álbum “lessons from a man that wore his pain like a list of all that he knew, of all that he knew”

Nicolas Jaar firma una obra que pasará a los anales de la música electrónica en el que sin duda es uno de los mejores discos de este 2016 y la obra cumbre del artista.


Déjanos tu comentario

Cargar comentarios

Hoy destacamos

Jeff Mills colabora con la NASA en “The Outer Limits”

Jeff Mills colabora con la NASA en “The Outer Limits”

Jeff Mills ha contado con la colaboración de la NASA en su nuevo programa de radio “The Outer Limits”

Un documental de techno premiado en el festival de cine Dock Of The Bay 2018

Un documental de techno premiado en el festival de cine Dock Of The Bay 2018

Una mirada a la cultura techno y club en Alemania ha ganado el premio al mejor documental musical en la undécima edición del Dock of the Bay, Festival …

Alice Glass estrena vídeo de “Forgiveness”

Alice Glass estrena vídeo de “Forgiveness”

Alice Glass acaba de estrenar el vídeo oficial de su canción “Forgiveness”, incluida en el primer EP que la artista ha publicado en solitario tras su etapa en …