Review: The Smashing Pumpkins – Monuments To An Elegy

the-smashing-pumkinsThe Smashing Pumpkins zanjan su último disco, ‘Monuments to an Elegy’, en poco más de 30 minutos de duración y acompañado de una portada muy poco acertada. Eso, a priori. A posteriori, puedo decir que estamos ante uno de los mejores discos de la banda de Chicago desde hace años. Tommy Lee, ex batería de Mötley Crüe, también aparece en este nuevo material de Billy Corgan y compañía que su publica dos años después de ‘Oceania’.

the-smashing-pumpkins-monuments-to-an-elegy

El lanzamiento de ‘Monuments to an Elegy’ estaba previsto para 2015 en un doble álbum pero al final decidieron separar la dosis, por lo que el próximo año conoceremos la otra parte: Day for Night, que se aventura más pesado y experimental.

Ya han pasado más de 20 años desde que el grupo alcanzara la cima de la fama con su rock melancólico, pero Corgan (el único miembro fijo de la banda) ha demostrado que aún tienen mecha para rato. A sus 47 años, lucha para no quedarse en una simple nostalgia musical y nos trae un disco más brillante que su predecesor. Describió ‘Monuments to an Elegy’ como la última entrega de ‘Teargarden by Kaleidyscope’ (2009). Nunca complacidos por los logros del pasado, la banda continúa su desafío artístico, que ha pasado por momentos tanto de luces como de sombras.

Una vez más, vuelven a resurgir con un disco que tiene bastante de aquel ‘Adore’ de 1998 y algo de ‘Oceanía’. Goza de piano, sintetizadores y guitarras contundentes, por no hablar de la rotunda batería. Su tracklist, con temas como el que abre, Tiberius, ya no suspira tanta melancolía adolescente y se torna más maduro, perdiendo algo de profundidad en su lírica pero que sin duda es un disco que ha hecho que redescubran sus enfoque musical. Sus guitarras y las de Jeff Schroeder siguen siendo épicas.

Being Beige fue el primer tema que nos dieron a conocer, cargado de todos los elementos que nos gustan de los Pumpkins, incluida una caja de ritmos. Anaise es otra de lo mejorcito, más pegadiza y con un bajo admirable que se echa de menos en el resto de temas. Si hablamos a One and All, suena a los Smashing a más no poder; nerviosos, con sobresaliente en la batería y unas guitarras con furia.

Otros como Dum + Fife contienen un comienzo que despista pero que sabe despegar. Con Monuments llegamos a la similitud con ‘Adore’ y con Dorian nos transporta a los 80. Un disco que, en definitiva, ha resuelto la cierta duda de esplendor que llevaba un tiempo planeando sobre ellos, pero al final han sabido engrandecerse con este octavo trabajo, que lo mismo nos aporta más pop con Run 2 Me que grunge de la mano de Anti-Hero. Con perlas como éstas, esperemos que Corgan siga tirando del carro de The Smashing Pumpkins.


Déjanos tu comentario

Cargar comentarios

Hoy destacamos

Axis publicará la bso de Jeff Mills para “And Then There Was Light”

Axis publicará la bso de Jeff Mills para “And Then There Was Light”

Axis Records lanzará la edición física de la banda sonora que Jeff Mills ha firmado para la película japonesa “Hikari”

Mad Cool 2018 suma 31 artistas a su lineup

Mad Cool 2018 suma 31 artistas a su lineup

Mad Cool 2018 refuerza su cartel con 31 nuevas incorporaciones. El festival celebrará en el ‘Espacio Mad Cool’ en Valdebebas – IFEMA su tercera edición

Secret Solstice regresa con su fiesta en un glaciar y en una cueva volcánica

Secret Solstice regresa con su fiesta en un glaciar y en una cueva volcánica

El festival islandés Secret Solstice ha anunciado las fechas para su nueva edición y ha confirmado la presencia de nuevo de sus dos eventos añadidos al festival, Into …