Hookie: Su discapacidad no le ha impedido ser DJ

hookieHay historias dentro de la música realmente conmovedoras y llenas de vitalidad, una de ellas es la de Tom Nash conocido como Hookie, un DJ de Sydney que su discapacidad no le ha impedido realizar sus sueños.

A la edad de 19 años, Tom Nash sufrió una infección provocada por una bacteria conocida como «Neisseria meningitidis» que le ocasionó dos ataques al corazón y restricciones de la circulación de sangre en sus extremidades, debido a esto sufrió amputaciones en sus brazos y piernas.

Cuando Tom Nash despertó después de permanecer 18 días en coma tenía claro que su discapacidad no le iba a impedir convertirse en DJ, así que formó «Starfuckers» un colectivo de DJs junto a sus amigos y un club en Sydney, y comenzó su carrera como Hookie.

A la hora de pinchar Hookie no ha necesitado grandes adaptaciones en su equipo, tan sólo sustituyó el ratón del ordenador por un trackball para poder manejarlo más cómodamente, por lo demás utiliza unos CDJ-2000s y un mezclador DJM-900, «siempre he pensado que es más beneficioso adaptarme a lo que hay a mi alrededor que mirar como podrían mejorar esas herramientas». A continuación podéis ver la entrevista que le hizo el portal australiano SBS 2.


Hoy destacamos

El astronauta Luca Parmitano hace de DJ desde el espacio

El astronauta Luca Parmitano hace de DJ desde el espacio

Una conexión muy especial iba a tener lugar en un crucero que está recorriendo el Mediterráneo y que aprovechó su parada en Ibiza, para hacer una conexión

Björk trae su espectáculo «Cornucopia» a Europa

Björk trae su espectáculo «Cornucopia» a Europa

Björk ha anunciado que traerá su nuevo espectáculo «Cornucopia» a Europa en una serie de actuaciones que tendrán lugar en el mes de noviembre

El Ayuntamiento de Bilbao cancela el concierto de C. Tangana

El Ayuntamiento de Bilbao cancela el concierto de C. Tangana

El próximo 17 de agosto dará comienzo la Semana Grande de Bilbao, las fiestas de la ciudad vasca que iba a contar con la actuación de C. Tangana.